jueves, 4 de abril de 2013

Amigo mío.

Desde que desapareciste, desde que buscaste esa pequeña escusa para no querer saber nada, me siento sola, me siento vacía  no sé a quién recurrir porque sinceramente me faltas tú. Mi gran amigo, mi compañero de caídas, me has visto y te he visto reír y llorar; y ahora que no estás aquí es como si nada tuviera sentido.

¿Sabes?  Hoy ha hecho frío y me he acordado de ti. Aún sigo esperando a que aparezcas cantándome canciones cómo sólo tú sabes, y me des un abrazo de esos que tanto me gustan, como los de antaño. ¿Recuerdas? No lo hagas pues, a mi tu recuerdo me duele, aún pasado tiempo, me dueles. ¿Me recuerdas? Yo sólo espero que si, algo me dice que no vas a aparecer y que, joder, otra vez me voy a quedar con las ganas de verte llegar y sonreír, con las ganas de escucharte mientras me siento frente a ti durante horas.

No me preguntes que hago dedicándote esta entrada que... probablemente, no vas a leer. Y, si, me he enterado de que estás siendo feliz con otra, y me alegro tanto... Me alegro que hayas salido de ese pozo sin fondo donde te hallabas, buscándole razones a algo que ya ni se podía sostener, alimentando ilusiones a algo que ya había concluido. Me alegro, aunque yo ya no esté junto a ti viéndote reír, disfrutando y celebrando junto a ti tus victorias. Y si quieres saber algo de mi, vuelvo a llorar cuando nadie me ve, vuelvo a jugar a escondidas con mi corazón hecho trizas, vuelvo a drogarme con el pasado. Vuelvo, maldita sea, a echarte de menos, maldita costumbre.

Nunca me enseñaron a pasar página, que gran y estúpido fracaso, ya de nada sirve pasar página lo que necesito es quemar este libro de infinitas páginas con millones de recuerdos y recortes de nosotros, de cuando éramos casi hermanos.

Aún guardo la esperanza de que algún día vuelvas, y me encuentres tal y como me dejaste, destrozada y con el corazón en la mano esperando a que me sonrías una vez más y me recomponga. Por que para mi tu amistad es lo que más me importa. Sé que nunca te lo he dicho, ya sabes que no suelo demostrar lo que siento, pues para mi las palabras se las lleva el viento, pero por esta vez escribiendo te diré que te quiero, amigo.

Escribirte es lo único que me queda, pues las palabras escritas duraran por siempre.

6 comentarios:

  1. La vida da tantas vueltas... muchas vueltas, que siempre a uno le toca la peor parte :c... lamento mucho la perdida de tu amigo, tú hermano, tu compañero, espero que pronto vuelva a tu vida & sepa a valorar lo que dejo... :') un abrazo a distancia & espero que te encuentres mejor <33

    ResponderEliminar
  2. Hay veces que no somos capaces de valorar lo que tenemos cerca y nos conformamos con huir. El daño de perder algo realmente querido se convierte en dolor de soledades impresas. Tiempo al tiempo.
    Me gusta tu blog. Un abrazo hondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerme y comentarme con tus pensamientos que realmente me ayudan mucho a seguir madurando con la escritura. Tienes mucha razón, las perdidas son realmente duras pero dicen que el tiempo lo cura todo ¿no? Espero que sigas por aquí, por bastante tiempo. Besitos.

      Eliminar
  3. Marta, gracias por pasarte por mi rincón y dejarme un comentario. La verdad, he llegado a tu blog en el mejor momento, porque con esta entrada me identifico plenamente.

    Cuando un amigo, que era como un hermano, se distancia y lo ves viviendo una vida en la que no tienes cabida, duele el vacío.

    Sin embargo, no sé, supongo que debemos seguir caminando y recordar, pues eso nunca podrán quitárnoslo.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  4. Preciosas palabras aunque muy tristes, duele ver como esa persona te saca de su vida y sientes que ya no tienes ese pequeño espacio que tanto añoras. El tiempo lo cura todo, o eso dicen. Espero que tus palabras lleguen a su destinatario, el cual se sentirá muy orgulloso de saber que tienes unos sentimientos tan profundos hacia a él, yo me sentiría. Me ha llegado mucho esta entrada y bueno todo tu blog me ha encantado. Espero que sigas escribiendo para que podamos sumergirnos en tus sentimientos y pensamientos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Sigue escribiendo Marta porque con cada momento tuyo que escribes haces que recuerde momentos míos, de mi vida como estoy segura que le pasa a tanta gente...




    ResponderEliminar